Mientras una comisión desde la coordinación zonal del Ministerio de Salud, aparentemente está investigando lo ocurrido con la administración de la ex directora del Hospital Marco Vinicio Iza de Sucumbíos Heidy Jiménez, continua, el malestar de los familiares, por falta de medicina e insumos, pero también por la actitud de algunos profesionales y servidores de la casa de salud.

El temor a represalias con sus pacientes es evidente al momento de hacer público el trato que reciben al interior del Hospital Marco Vinicio Iza, eso es lo que evidenció en viernes 3 de junio en horas de la noche una familia afro en medio de una fuerte lluvia tuvieron que tirarse en la vereda porque les botaron de las carpas de espera.

Un familiar afro, que omitimos se identidad, mostró su indignación sobre el trato recibido con su hijo que requería ser atendido de emergencia en el Hospital, sin embargo, fue difícil porque no funcionaba la tomografía. La madrugada del viernes 3 sus familiares llevaron al niño para que lo ingresen, lograron con dificultad.

Mientras quienes sufren estos atropellos no hacen público o denuncian lo que sucede al interior del hospital esto se solucionara y los pacientes seguirán muriendo por falta de atención o falta de profesionales o medicina, manifestó el familiar.

Esperanza Ruiz abuela del paciente que lograron ingresar al Hospital la madrugada del viernes 3 de junio, dijo que las autoridades no saben lo que esta ocurriendo el interior del Hospital, porque los familiares se callan por temor.

Compartir esto:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: